¿Así que quieres ser dominante?

dominatrixSeamos realistas, ser un Amo o una Dominatrix es grandioso. Tienes la oportunidad de entrenar y controlar a otra persona, y que esa persona esté feliz por servirte. Pero cuando estás dando tus primeros pasos como dominante todo este poder puede ser un poco difícil de manejar. Para asegurarte de que estas yendo en la dirección correcta para convertirte en un Amo o una Dominatrix de éxito, es necesario tener algunas cosas en mente:

Conoce qué significa ser dominante.  Antes de empezar a llamarte de algún modo, podría ser una buena idea averiguar y conocer que es exactamente ser dominante. Puedes aprender esto haciendo algunas investigaciones sobre ese rol e investigar qué definiciones de Amo o Dominatrix encuentras.

Se realista. Aunque hay un montón de gente que sin dudas logra fácilmente un aspecto dominante y todopoderoso, tienes que saber que esas imágenes son a menudo falsas. Tendrás que encontrar la manera de mantenerte realista sobre lo que puedes esperar de tu vida BDSM. No todo es escenarios mágicos y hermosos sumisos haciendo lo que quieras cuando quieras.

Conoce tus límites. Otro problema común que surge cuando estás en el nuevo mundo de la dominación es pensar que puedes controlar a cada persona que aparece en tu vida. Si bien esto puede proporcionarte un poco de práctica, también puede sobrepasar los límites de otros que no están de acuerdo con ser controlados. No todas las personas en tu vida deben servir tus deseos y sólo porque una persona es sumisa no significa que son tu sumiso.

Se honesto siempre. Si vas a empezar a buscar esclavos asegúrate de que estás siendo honesto acerca de tu nivel de experiencia y tu conocimiento. ¿Quieres trabajar con personas que están en el mismo nivel o con personas que están dispuestos a ayudarte a obtener el conocimiento? Ser deshonesto podría causar que puedas conseguir mala reputación en lo que, por lo general, es una pequeña comunidad. También podrías lastimar seriamente a alguien tratando de fingir una capacidad que no dominas, que es la última cosa que quieres hacer.

Busca amigos. Hablando de comunidad, comienza a buscar amigos de tu comunidad local. Esto significa alejarse de aprender de vídeos porno y conocer gente en tu propia área local. Un buen amigo siempre va a querer ayudarte y transmitirte sus conocimientos. Averigua lo que hacen en sus sesiones de entrenamiento, y obtendrás una mejor idea de lo que puedes esperar (y lo que necesitas saber).

Aprende. Por supuesto, la mejor manera de mejorar en cualquier cosa es asegurarse de que estas haciendo todo lo posible por aprender más. Esto podría incluir la lectura, la búsqueda de sitios web, ver vídeos, y practicar simplemente en objetos inanimados. Hazte con ganas de más y más conocimientos para que puedas sumergirte en toda la información que puedas necesitar.

Conoce tus límites.  Si bien es posible que no desees establecer límites para ti mismo, debes saber que los necesitas. Tienes que estar dispuesto a mirarte a ti mismo y ver lo que puedes hacer y lo que quieres hacer. Puedes, por ejemplo, no querer aprender un complicado nudo de bondage. O puede que no seas físicamente capaz de someter a alguien por horas. Se honesto acerca de tus limitaciones y crearás tu propio perfil de dominación.

Se tu mismo. No todos los amos y amas son iguales, y gracias a Dios. Se trata de encontrar quién eres como dominante. Cuanto más aprendas y cuanto más piensas en lo que quieres hacer en el calabozo, más capaz serás de encontrar tu propio estilo.

Revisa tu trabajo. Para llegar a ser el mejor en las sesiones de entrenamiento que llevas a cabo, tendrás que pensar en cómo se podría haber hecho mejor. Toma notas después de tus sesiones para ver si puedes encontrar mejores maneras de hacer ciertas cosas. Cuanto más te miras a ti mismo y cómo se puede llegar a ser mejor, más vas a mejorar – y en un período de tiempo más corto. Es importante también que hables con tu esclavo y dejes que ellos te digan cómo se sienten acerca de la sesión. ¿Qué es lo que les gustó, lo que no les gustó, ¿qué cosas quieren más?

Se paciente. Aunque te sientas confiado en tu rol de dominante, eso no significa que tu esclavo aprenderá todo al instante. Puede haber un momento en el que simplemente no obtienes lo que quieres que hagan. Sé paciente con ellos, y van a estar dispuestos a esforzarse más. Ser un amo paciente o Mistress a menudo compensa más de lo que podrías pensar.

Se indulgente. Al mismo tiempo, tienes que ser indulgente contigo. Querrás asegurarte de ser paciente con tu propio set de habilidades al principio. Con el tiempo mejorarás en todo, pero por lo general no sucede en unos pocos días o unas pocas sesiones. Lleva meses para algunos, y aún más para otros. Es mejor hacer las cosas bien que apresurarse y herir a alguien.

Sabe que vas a cometer errores. Es verdad: todo ser humano comete errores y vas a cometer errores cuando hagas por primera vez como dominante. Aunque esto va a suceder, aprovecha estas oportunidades para aprender. Cada vez que algo no va bien, aprenderás cómo no hacer algo.

Mantente con los pies en la tierra. Una de las partes más difíciles de ser dominante (para algunos) es mantener la humildad. Aunque puedes tener poder sobre otra persona en ciertos momentos, es necesario mantener tu ego bajo control. Eres sólo una persona, y eres alguien que tiene defectos. Cuanto más puedas mantenerte con los pies en la tierra, más tendrás que ofrecer a los demás, sobre todo si tus habilidades comienzan a ser notadas por otros que quieran aprender de ti.

Cada Amo o Ama comenzó como alguien que estaba entusiasmado de saber que lo que amaba hacer tenía un nombre. Si eres nuevo en este papel, sin duda puedes sentirte excitado, pero seguro no quieres causar daño a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>